El Instituto de Salud Pública de Chile (ISP) realizó un estudio que reveló cuales fueron los 20 medicamentos más comercializados durante el último año (junio 2015- mayo 2016) con el fin de destacar la importancia de utilizarlos de forma responsable y segura.

Los resultados de la investigación arrojaron que el Paracetamol (analgésico-antipirético), así como los antiinflamatorios no esteroidales, entre ellos el Ibuprofeno, Diclofenaco, Ketorolaco y Acido Mefenámico, son algunos de los principios activos más comprados en nuestro país, con cifras que rodean las tres millones de unidades vendidas (por principio activo) durante el último año.

Las Reacciones Adversas a Medicamentos (RAM) se entienden como una respuesta a un medicamento que es nociva y no intencionada, y que se produce con las dosis utilizadas normalmente en el ser humano.

Según el estudio del ISP el paracetamol (analgésico-antipirético) es el fármaco más vendido en Chile, y las principales reacciones adversas notificadas fueron las del tipo cutáneas (erupciones y prurito), gastrointestinales (náuseas y vómitos) y neurológicas (cefalea y mareos). Los datos arrojan también que estas ocurrieron en pacientes de entre 1 mes y 87 años, siendo en su mayoría mujeres (60%).

De acuerdo al último reporte de RAM´s emitido por el Instituto de Salud Pública (ISP), se han recibido 105 notificaciones por sospecha de reacciones adversas por paracetamol o fármacos que lo contienen en su formulación durante los años 2014 y 2015.

“No hay que confundir que, aunque un medicamento no requiera receta para su compra este sea inocuo pues puede resultar perjudicial en determinadas circunstancias. Es importante que la población esté informada de las posibles reacciones adversas que se puede derivar del uso del paracetamol, sobre todo en el caso que se utilicen sin supervisión médica, pues muchas veces las complicaciones se presentan sin un síntoma claro”, señaló el director del ISP, Alex Figueroa.

Es importante destacar que 8 de 20 medicamentos presentes en esta lista son indicados para malestares generales o pertenecen al grupo de los antiinflamatorios, fármacos utilizados a nivel mundial por su amplio margen terapéutico.

Sin embargo, el tratamiento de malestares con antiinflamatorios no se encuentra exento de riesgos, ya que tras su administración pueden ocurrir distintas reacciones adversas, y un dato no menos importante es que las reacciones adversas a los antiinflamatorios no esteroidales representan la cuarta causa más frecuente de hospitalizaciones relacionadas con el uso de medicamentos a nivel mundial.

“La recomendación es no usar antiinflamatorios no esteroidales sin control o vigilancia médica y por un corto periodo de tiempo, máximo 4 días, además de estar bien hidratado durante el periodo de tratamiento”, comentó autoridad sanitaria.

Durante los años 2014 y 2015, en el Centro Nacional de Farmacovigilancia del ISP se recibieron 380 notificaciones de sospechas de RAM asociadas al consumo de antiinflamatorios no esteroidales, las cuales involucraron a pacientes entre 2 meses y 89 años de edad, siendo en su mayoría mujeres (63%).

Así, las RAM más frecuentemente reportadas corresponden a trastornos neurológicos, inmunológicos y dermatológicos, siendo los medicamentos involucrados más frecuentemente el Ketorolaco, Ketoprofeno y Diclofenaco.

“El uso sin supervisión médica de fármacos que requieran receta expone al paciente a graves riesgos a su salud. Ante la compra de un medicamento se recomienda controlar los riesgos de los medicamentos con la lectura cuidadosa de los folletos de información, especialmente con el uso de fármacos de venta directa”, señaló el director.

Entre las reacciones adversas más comunes de los antiinflamatorios no esteroidales se encuentran las úlceras gastrointestinales, pudiendo llegar incluso a producir una perforación gastrointestinal, poniendo en peligro la vida del paciente, además se encuentran erupciones cutáneas, nauseas, vómitos, dificultad para respirar, hasta reacciones anafilácticas, que pueden ser fatales.

La autoridad sanitaria recomienda que la administración de estos medicamentos, como todos, se realice de acuerdo a las indicaciones entregadas por un profesional de la salud o de acuerdo a lo descrito en el folleto de información al paciente (que se encuentra dentro de la caja de todo medicamento), con el fin de evitar reacciones adversas.

Se recuerda finalmente a los profesionales de la salud, que deben notificar al Programa Nacional de Farmacovigilancia del departamento Agencia Nacional de Medicamentos (ANAMED) del ISP, cualquier reacción adversa a medicamentos del que tomen conocimiento, tomando especial cuidado a los efectos adversos producidos por los antiinflamatorios no esteroidales y/o Paracetamol.

Los 20 medicamentos, en orden de acuerdo a las unidades vendidas, son: Paracetamol, Ibuprofeno (600 mg), Losartan, Ergotamina + Metamizol Sodico, Ketorolaco, Ibuprofeno (400 mg), Clorfenamina, Diclofenaco, Clorfenamina + Ergotamina + Metamizol Sodico, Enalapril, Diclofenaco, Paracetamol (Kitadol adulto), Loperamida, Famotidina, Naproxeno, Mefenamico Acido, Ciprofloxacina, Loratadina, Ketoprofeno y Trimebutina.

PUB/CM