El creador del jingle "Chile, la alegría ya viene" y ex director ejecutivo de Chilevisión Jaime de Aguirre recordó las reuniones y trabajos que efectuó con el otrora Presidente Patricio Aylwin, el cual falleció esta jornada a los 97 años.

"Le hice la música para su elección, así que me da mucha pena, pero la vida pasa, los tiempos cambian, y el legado que este hombre dejo particularmente, sus últimos 25 años de vida, fue extraordinario", señaló a Publimetro.

El también ex director de Programación de TVN afirmó sobre Aylwin que "él fue muy sabio de entender el momento en que vivimos. Llegó -y yo lo digo por sus obras, no por lo que él me lo haya declarado- en un momento en que la democracia recién obtenida en este país era muy inestable, muy frágil, y supo captar ese momento y administrar de manera muy profunda con cosas que a veces no se entendían mucho".

En ese sentido, detalló que la recordada frase "justicia en la medida de lo posible” representa "un nivel de honestidad y franqueza política pocas veces vista".

Además, relató además cómo era trabajar con el ex Presidente. "Yo me acuerdo que teníamos reuniones con él para su campaña en su casa en la hora del té, comiendo tostadas. Era un chileno común y corriente criado desde las bases de lo mas profundo de la chilenidad, así lo veo yo".

"Un hombre de clase media, muy católico de lo cual nunca hizo exagerada ostentación o abuso, respetuoso de las ideas de los demás (...) Encabezó una coalición muy distinta, no nos olvidemos que socialistas y democracristianos fueron enemigos jurados en la década anterior. Lo que más me gustó de Aylwin fue ese pragmatismo y esa profundidad en entender la manera de ser de los chilenos", concluyó De Aguirre.

PUB/CM