En estado grave y conectado a un ventilador mecánico se encuentra internado en la clínica Indisa, el joven de 20 años, identificado como Franco Ferrada Román, quien esta mañana ingresó a la jaula de los leones africanos del Zoológico Nacional, en el Parque Metropolitano (cerro San Cristóbal),y fue atacado por los felinos.

Según informó el médico Sebastián Ugarte, jefe de la Unidad de Pacientes Críticos de la clínica, la víctima está "con apoyo de drogas vasoactivas para mantener su corazón y su circulación. Él sufrió varias lesiones y traumatismos en la cabeza, en el cuello y en la zona pélvica".

Franco Luis Ferrada Román está recuperándose. "Él continúa en riesgo vital, esta noche es crucial, pero estamos muy esperanzados que él va a salir adelante. En estas pocas horas estamos viendo una evolución muy favorable, así que creemos que va a salir adelante", dijo el doctor Ugarte.

El doctor Ugarte informó que se trata de "un joven que hace poco hizo el Servicio Militar en Coyhaique, que trabajaba, no vivía con su padre y que sufrió la muerte de su mamá hace un tiempo por un cáncer. El papá no tiene antecedentes de enfermedades siquiátricas de Franco, pero si comenta que podría tener algunas alteraciones de conducta".

Dardo tranquilizante

Ugarte, además, confirmó esta tarde que Ferrada fue impactado en su tobillo por uno de los dardos tranquilizantes destinados a los leones. "En la emergencia de tener una persona atrapada por leones, el personal trató de anestesiarlos y también parte del medicamento lo recibió él", precisó.

"Obviamente todo se inicia por el traumatismo y los daños que recibe, pero el conjunto de las cosas tiene un efecto sobre él". También dijo que ya han tenido contacto con el padre y una tía de Franco Ferrada.

La PDI estaría investigando la tesis del suicidio de la víctima, puesto que dejó una carta a su familia.

ATON/MM