Hay preguntas que resultan todo un misterio para la humanidad. ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Qué le pasa a Lupita?. Todos son cuestionamientos que muchos han intentado resolver, pero muy pocos han conseguido solucionar. Y algo parecido le pasó a Felipe Kohler, un viñamarino que viendo el sorteo de “La Suerte de Ser Chileno” organizado en diciembre pasado se pregunto, “y a todo esto, ¿cuál será el Rut más bajo de Chile?.

Así al menos lo comenta el ingeniero civil industrial de 24 años quien prefiere mantener el bajo perfil y por eso decidió que no se publicara una foto con su imagen. Dice que mientras veía el sorteo en un matinal se puso como objetivo averiguar cuál fue el Rut más “chico” entregado por el Registro Civil, quién fue que lo obtuvo y todas esas cosas. 

“Todo partió cuando salió el sorteo de la Polla, apareció un Rut muy bajo, entonces, ahí empecé a buscar porque simplemente me interesó”, comenta el investigador que se obsesionó con la idea. 

De esta manera, ingresó a la página del Registro Civil y en la pestaña de “certificados gratuitos” empezó a digitar el número más bajo que se le ocurrió para un RUT, el 1-0. De ahí siguió sin rendirse. 

“Así fui digitado hasta que di con el 10-8”, dice el investigador. Con ese dato, terminó pidiendo un certificado gratuito de esa persona en el Registro Civil. 

Entonces pudo averiguar que ese número fue asignado a una persona identificada con las iniciales J.G.G. nacida el 15 de julio de 1892, inscrita con el número 146, en la circunsripción de Pudahuel, aunque el registro figura recién en el año 1976, es decir, 84 años después de haber llegado al mundo. 

Tras un rastreo más profundo, consiguió además conocer que la persona falleció 6 de mayo de 1984 a las 07.00 en Pudahuel. Todo un orgullo para el Kohler, que quiso resolver sus dudas dedicando algunas horas de su vida. 

Sobre la pregunta de qué lo motivó a realizar tal búsqueda, asegura sin tapujos que todo nació producto del ocio. Algo que no necesariamente debe mirarse con malos ojos, sobre todo si se considera que Aristóteles decía que no hacer nada “es la actividad propia de Dios”. De hecho, en la actualidad es fácil encontrarse con compañeros de oficina, jefes, gerentes, políticos, empresarios, economistas, entre otros, que se dedican todo el tiempo a convertirse en verdaderos dioses, aristotélicamente hablando.

¿Qué sentiste cuando averiguaste el dato?, le preguntamos al investigador. “Fue un logro”, afirma, provocando así la envidia de aquellos que alguna vez se han dedicado a resolver cosas tan superfluas pero interesantes como -por decir algo- por qué a la silla le pusieron “silla”. 

“Lo disfruté, claramente y me deshice de una duda”, dice con tono de triunfador. 

Punto de vista jurídico

Y aunque esto le resulte anecdótico a Felipe, quien cuando escriba sus memorias podrá asumir el logro de ser el chileno que averiguó el nombre de la persona que obtuvo el Rut más bajo de Chile, para la justicia esto podría generar un conflicto legal. 

Así al menos lo alerta la especialista de MiAbogado.cl, Daniela Cesani Iglesias. “La Ley N° 19.628 sobre Protección de la Vida Privada que establece en su artículo 1 que ‘toda persona puede efectuar el tratamiento de datos personales, siempre que lo haga de manera concordante con esta Ley y para finalidades permitidas por el ordenamiento jurídico’. En este sentido, toda persona sí tiene derecho a obtener Certificados de Nacimiento, Defunción u otros siempre y con la condición que debe respetar los derechos fundamentales de cada persona o titular de los datos”. 

De hecho, la idea es que la información obtenida en esa página se utilice con los fines solicitados y nada más. Algo que también aplica para personas no naturales que puedan solicitar datos de terceros, lo que se puede hacer, pero siempre protegiendo a la persona involucrada. 

Recuerden que hay varias empresas que, por ejemplo, piden antecedentes penales para contratar a un postulante. En ese caso, dice la abogada, la idea es que se puedan “tomar decisiones respectivas sin discriminación y bajo el respeto de derechos fundamentales de cada persona”.