La joven madre, Desirée Becerra, rechazó acatar el fallo de la Corte Suprema que la obliga a vacunar a su hija Emilia por el plan que tiene el Ministerio de Salud.

Según explica la madre de 22 años su decisión se debe a que necesita saber la procedencia de las vacunas primero antes de someter a su hija a algo que pueda ir en contra de su salud. "Envié una solicitud de información en dos ocasiones, el trámite lo hice ajustándome a la Ley de Transparencia, el ministro no debería haberse demorado más de 20 días en responderme y aún estoy esperando luego de meses", dijo Becerra según informa el portal Soy Talcahuano.

"Aquí el Estado se está tomando el rol de madre que me corresponde a mí. Siempre dicen que una mamá sabe lo que es mejor para sus hijos, pero en este caso no es así", se defendió la madre.

La corte Suprema dictó la resolución luego que el Servicio de Salud Pública interpusiera un recurso de protección para que la mujer respetara el derecho de su hija a vacunarse. 

El fallo permite que el Servicio de Salud de Talcahuano proceda a vacunar a la niña, incluso puede actuar la fuerza pública si la madre se sigue negando.