Un joven de 20 años que fue detenido por evadir el pasaje del Transantiago se infirió heridas de bala al interior de una comisaría, hasta la que fue conducido después de ser detenido por evadir el pago de un bus en la comuna de Ñuñoa.

El insólito hecho – que fue atribuido a un error de procedimiento policial- se registró en la 33° Comisaría de Ñuñoa, cuando el joven, identificado como Lucas Eduardo Castro, se encontraba en el interior de un calabozo de esa unidad policial y extrajo un arma que portaba y se disparó en dos ocasiones.

Castro había sido detenido momentos antes en medio de una fiscalización a un bus del Transantiago y personal policial lo detuvo por evadir el pago.

Según la versión de carabineros, una vez en la 33° Comisaría de Ñuñoa, personal de la unidad le retiró las esposas para ingresarlo al calabozo, momento en que sacó un arma de fuego que no había sido requisada y se disparó en el abdomen en dos ocasiones.

Tras ser conducido a un centro asistencial, se constató que presentaba heridas leves, y fue derivado a la unidad policial para ser puesto a disposición de los tribunales durante la tarde de este miércoles.

PUB/NL