Un joyero fue el causante de la emergencia química que obligó a cerrar y evacuar la estación Franklin de línea dos del Metro de Santiago, hecho que ocurrió cerca de las 14:00 horas, la que logró ser reabierta solo 45 minutos después.

De acuerdo a los últimos antecedentes, el joyero Ricardo Ahumada Aravena -de 42 años- transportaba dos recipientes con ácido clorhídrico, químico que usa para la limpieza de sus productos. Debido a un descuido derramó parte del ácido y se provocó quemaduras leves que obligaron a trasladarlo al Servicio de Urgencia del Hospital Barros Luco, donde actualmente se recupera. 

Además, arrojó los recipientes con ácido a un basurero de la estación, lo que motivó el operativo de emergencia de bomberos especializados en el manejo y limpieza de elementos peligrosos. 

Junto con Ahumada, una pasajera resultó afectada por la inhalación de los gases del ácido clorhídrico, por lo cual recibió atención en el mismo lugar. 

Después de una exhaustiva limpieza y ventilación del lugar, Bomberos dio por concluida la emergencia en la que también se buscó cianuro, lo que fue descartado después de interrogar al causante del incidente. 

PUB/VJ