Ayer se dio a conocer el caso del excarabinero David Araya, dado de baja de la institución luego de ser acusado de los cargos de microtráfico y cultivo ilícito de cannabis, siendo absuelto de manera unánime por el 4° Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, al acreditar que el porte y cultivo de cannabis estaba destinado a la atención de un tratamiento médico.

En noviembre de 2010, el cabo primero David Araya tuvo un terrible accidente cuando cumplía funciones en medio de un procedimiento policial para la 2da Comisaría de San Felipe. Persiguiendo a un sospechoso por el techo de la catedral de San Felipe, sufrió una caída desde más 20 metros de altura que le significaron un total de 22 fracturas en el costado izquierdo de su cuerpo, en la zona de la cadera. 

Esto le significó estar casi tres meses internado en el Hospital de Carabineros (Hoscar) y una recuperación de 8 meses en cama en su casa. Con el paso del tiempo los dolores en la zona afectada se hicieron simplemente insoportables y fue en ese momento cuando Araya decidió consumir cannabis para aplacar los intensos dolores, en el año 2013. 

“Los dolores se concentraban en la zona de las fracturas, en el cono medular del sacro, que pasa a llevar las terminaciones nerviosas, lo que genera las crisis de dolor desde la cadera hasta la punta del pie, que es como si te estuvieran cortando o quemando la pierna. El dolor era tan insoportable que yo me quedaba dormido sentado cuando no tenía los medicamentos, golpeando el pie contra el suelo”, comenta con evidente emoción en sus palabras. 

Un día David fue al Hoscar en busca de su dosis de remedios, los que estaban atrasados dos meses, y le volvieron a informar que no había stock. “Yo no tenia dinero para comprar los medicamentos por mi cuenta y fue ahí cuando decidí consumir cannabis con fines medicinales”, relata.

Como el proceso de plantación de la cannabis puede tomar, por lo menos, entre tres y seis meses, Araya tuvo que comprar y fue ahí donde funcionarios de Carabineros lo detuvieron en un procedimiento, dando inicio al respectivo sumario interno y ala desvinculación de la institución.  

El abogado del exuniformado, Pedro Mendoza, señala que uno de los aspectos importantes que destaca el fallo es referente al control de identidad que se realiza a David. “Es importante porque, ahora que se busca introducir cambios al proceso de control de identidad, el tribunal señala que no es llegar y hacer un control, sino que tienen que existir más de un antecedente y que estos sean fundados, desechando desde un comienzo la posibilidad que hubiera algún microtráfico o algún vínculo con la persona con la que se intentó relacionar a David”, acota.

Mendoza agrega que “lo otro tiene relación con el uso medicinal de la cannabis, donde se reconoce que independiente de si tenía alguna evaluación previa a la época en que fue detenido, el tribunal reconoce que el uso de la cannabis estaba destinado a la atención de un tratamiento médico”. 

Concluye que el tribunal también consideró que “las compras que realizó David fueron porque las plantas que el cultivaba no estaban listas, lo que representa un gran problema para los usuarios ya que, como en el caso de David, se ven forzados a comprar porque los tiempos de cultivo son largos”. 

Consultados por esta redacción, desde Carabineros de Chile declinaron referirse al tema, argumentando que actualmente se encuentran dos procesos vigentes, el del sumario por la caída de Araya, y el que se refiere a su desvinculación de la institución al ser sorprendido comprando cannabis.