El Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago dictaminó la medida cautelar de arresto domiciliario total para dos ex ejecutivos del grupo Arcano, involucrado en la presunta estafa piramidal que habría cometido el dueño del holding, Alberto Chang, por más de 100 millones de dólares, desestimando la prisión preventiva. 

La medida, dada a conocer tras la audiencia de formalización, recayó sobre los otrora miembros directivos de la compañía Nicole Soumastre y David Senerman, quienes según lo expuesto por fiscalía, tenían conocimiento del presunto delito a Ley General de Bancos e infracción a la Ley de Mercado de Valores. 

No obstante, el tribunal desestimó la petición de prisión preventiva para los ex ejecutivos, porque no los consideró un peligro para la sociedad, como sostenía la tesis de los persecutores del caso, Pablo Norambuena y José Villalobos. 

Por otra parte, la justicia dictaminó arresto nocturno domiciliar y la prohibición de salir del país para Jorge Hurtado y Paulo Brignardello, mientras que para el fiscal de la compañía, el abogado Santiago Ruiz, decretó firma semanal y arraigo. En la audiencia, los abogados Norambuena y Villalobos indicaron que Soumastre y Hurtado administraban económicamente las oficinas de la compañía, tanto en Chile como en el extranjero, manejando las cuentas de la empresa y manteniendo un con contacto directo con Chang , el cual, también fue formalizado en ausencia. 

Las defensas de los imputados, por otra parte, atribuyeron la responsabilidad de la estafa al fundador de la empresa, Alberto Chang y a su madre, Verónica Raji. 

Finalmente, este viernes, la Corte de Apelaciones revisará la libertad de Rajii, tras la apelación de la Fiscalía que insistirá en la medida cautelar. 

PUB/CM