La Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones acogió en forma unánime el recurso de protección que interpuso la defensa del sacerdote John O’Reilly, suspendiendo el decreto de expulsión que pesaba contra el sacerdote.

La medida fue adoptada por el Ministerio del Interior, luego que el sacerdote fuera sentenciado a cuatro años y un día de libertad vigilada por abusos sexuales en contra de una menor de edad del colegio Cumbres.

El decreto de expulsión había sido comunicado en el mes de junio, medida que debía aplicarse una vez que O’Reilly terminara de cumplir la pena asignada por la justicia.

PUB/NL