Tras dos semanas desde que la Fiscalía resolviera cerrar las indagaciones en torno a la muerte de Werner Luchsinger y Vivianne Mackay, ayer el Juzgado de Garantía de Temuco resolvió dar marcha atrás y decretó la reapertura de la investigación dando así admisibilidad a las diligencias requeridas por la Defensoría Penal Mapuche.

De esta forma, la jueza Caroline Guzmán amplió la investigación hasta el 26 de septiembre, plazo en que la Fiscalía deberá dar respuesta a las cinco diligencias requeridas por los defensores y aceptadas por el tribunal.

Los antecedentes requeridos apuntan a las presuntas presiones denunciadas por José Peralino, a quien funcionarios policiales habrían obligado a declarar en contra del resto de imputados, versión que hasta hoy es utilizada como prueba por el Ministerio Público.
 
Según Mario Quezada, jefe de estudios de la Defensoría Penal Mapuche, a través de esta solicitud se "pretende restar credibilidad al testimonio que dan los funcionarios policiales respecto a como se habría obtenido la declaración de Peralino”.

Las diligencias solicitadas corresponden a la toma de declaración, entrega de números telefónicos y registro de llamadas de los funcionarios policiales señalados por Peralino, así como el registro histórico de llamadas del imputado. Además, se pidió un informe que acredite la forma en que llegaron Bomberos y Carabineros al fundo Lumahue el día en que se asesinó a la pareja.

Quezada añadió que estos antecedentes habían sido solicitados durante el transcurso de la investigación "pero siempre fueron negados sistemáticamente por la Fiscalía”.

Desde el Ministerio Público calificaron como “contradictorio" que las defensas pidieran en su momento el cierre de la investigación y ahora soliciten la reapertura.  

El fiscal vocero de La Araucanía, Roberto Garrido, aseveró que las diligencias solicitadas por el tribunal “no tienen relación con los hechos que fundan la investigación del Ministerio Público, sino con las teorías que plantea la defensa”.

El nuevo plazo deja sin efecto la acusación presentada por el los fiscales el pasado 26 de agosto en contra de los once comuneros imputados y a la vez posterga la audiencia de preparación de juicio oral agendada inicialmente para el próximo 27 de septiembre.


Revocan arresto domiciliario
La Corte de Apelaciones de Temuco decidió ayer admitir la apelación presentada por el Ministerio Público y revocó la rebaja en la medida cautelar de Sergio Catrilaf, quien retornó a prisión preventiva tras ocho días en arresto domiciliario total.
De esta forma, el comunero se une nuevamente a los otros ocho comuneros que permanecen recluidos a la espera del juicio oral en su contra.