Corría el verano de 1988 y el cantante Venezolano José Luis Rodríguez, pedía “escuchar la voz del pueblo” encima del principal escenario del país, el de Viña del Mar, y en los últimos años de la dictadura.

Una anécdota que todos recuerdan hasta hoy y que se transformó  de alguna manera en el pie para la relación que existió entre el “Puma” y el ex Presidente Patricio Aylwin.

El cantante recordó el episodio tras la sorpresa que causó su presencia en la actividad realizada en el ex Congreso para despedir y rendir honores al Mandatario.

“El motivo de despedir a don Patricio, porque cuando dije las palabras en Viña del Mar, esas palabras famosas  que no las pensé si no que salieron realmente fue muy emotivo la presencia de don Patricio en el aeropuerto para despedirme, fue el único político que fue al aeropuerto a despedirme y eso para mí fue imborrable en toda mi vida”.

El cantante valoró la figura de Aylwin destacando que fue “un grande de la democracia no solamente de Chile, sino para América Latina”.

“Necesitamos hombres en América Latina, sobretodo en Venezuela y en Cuba que luchen como luchó como don Patricio por la libertad democrática de los países”, sostuvo el venezolano.  

PUB/NL