Un plan de contingencia por emergencia sanitaria se activó en la Región de La Araucanía, debido al varamiento masivo de sardinas producido esta mañana en sus costas.

El informe preliminar de las autoridades sanitarias habla de, a lo menos, unas 500 toneladas de ese recurso marino que varó, principalmente, en la caleta de Queule.

Debido a esa situación, el tracto de navegación en la caleta, que es por donde suelen desplazarse las embarcaciones de los pescadores, está colapsado.

Sernapesca envió a sus fiscalizadores al lugar, mientras que sus autoridades, los responsables sanitarios y representantes del Gobierno regional están reunidos para determinar cómo desplegarán el plan de contingencia, ya que la contaminación y el mal olor que ya se produce, puede afectar a las personas que habitan en ese sector costero de La Araucanía.

PUB/CM