Los más de 5 millones de pesos que recibe como pensión Myriam Olate aún pesan a Osvaldo Andrade. La opinión pública no ha tenido piedad con el político con respecto a la privilegiada jubilación que recibe su ex esposa como otrora funcionaria de Gendarmería.

En entrevista con El Mercurio, el hombre fuerte del Partido Socialista continua la defensa a su ex pareja, sin embargo, asume las críticas y cuestiona sus dichos al conocerse públicamente el hecho. 

"Creo que no separé nítidamente las cosas. Debí ser más tajante en mi juicio sobre las pensiones de Gendarmería. Tal vez al principio no fui capaz de separar con nitidez lo que era una opinión política respecto a pensiones que me parecen un escándalo y al mismo tiempo el menosprecio a una persona", dice. 

Pese a ello, Andrade no descuida su defensa a Olate y descarta que exista ilegalidad en el monto recibido por la mujer.

"La señora Olate es una funcionaria pública que entró por sus méritos, que desarrolló una trayectoria y jubiló cumpliendo las rigurosidades legales y formales. Si hay una infracción en eso, alguna situación anómala, que se investigue; y si efectivamente se constata algo de eso, que se tomen las medidas de rigor", aseveró. 

"Lo que me incomoda es que dé la sensación de que no es mérito de ella. En Chile pareciera ser que a las mujeres el trabajo siempre se lo tuviera que conseguir el marido, y eso es de un machismo que rechazo; es un menosprecio intolerable", enfatizó.

Ya de frente a la discusión actual por el modelo de pensiones, Andrade es claro en afirmar que su preocupación va más allá de lo discutido hasta el momento: "Hoy estamos hablando todos del sistema de pensiones y de las AFP, y ya se nos olvidó este otro problema (el sistema previsional de las FF.AA.). Creo que debemos tener un solo sistema de pensiones para todos los chilenos primero, y así será más fácil enfrentar el tema, pero hay que terminar con los estancos privilegiados"., afirmó. 

PUB/SVM