Miles de personas llegaron durante las últimas 48 horas a la Región de Valparaíso para disfrutar de la celebración en el mar que se realizada año a año, donde los espectáculos pirotécnicos más grandes del país se toman el borde costero.

Los fuegos artificiales cautivaron durante la madrugada de este viernes a los chilenos y extranjeros, quienes establecieron como principal sede de celebración la ciudad de Valparaíso.

Tras horas de festejos, las personas se retiraron a sus casas, dejando cerca de 40 toneladas de basura en las calles, las que han sido retiradas por el personal comunal.

Esta situación fue similar en Santiago, donde el centro de celebración fue la Alameda, específicamente en la tradicional Torre Entel, donde los desechos se toman las postales luego de la fiesta.

PUB/CRR