Un hombre fue condenado a diez años de cárcel por violar a su hija cuando la menor tenía trece años, quedando embarazada con motivo de esta acción. El mismo hombre, en tanto, quedó absuelto respecto a la acusación de haber abusado de otra de sus hijas.

A través de la investigación, que fue llevada a cabo por el fiscal Jaime Sáez Leal, pudo acreditar a través de la prueba presentada ante el tribunal que la agresión se produjo a fines del año 2009, cuando la menor quedó al cuidado de su padre en una casa en la Villa Panorámica en la ciudad de Osorno. 

De esta forma, según informa SoyOsorno.cl, el fallo señala que "hay prueba suficiente y certera respecto a la ocurrencia del hecho y de la participación del acusado en el mismo". 

La sentencia también que una vez que el sentenciado cumpla su pena en la cárcel, deberá seguir bajo vigilancia durante un período de diez años después que sea puesto en libertad, informando a Carabineros cada tres meses sobre su domicilio. 

PUB/JLM