El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Chillán dictó una pena de 20 años de presidio mayor en su grado máximo para Héctor Cavieres Rojas, quien secuestró, golpeó y violó a su ex pareja en junio de 2015. 

Los hechos ocurrieron cuando Cavieres, quien tenía prohibición de acercarse a la víctima por una denuncia por amenazas, le indicó a la mujer que su hijo con quien comparten tuición estaba enfermo y le solicitó ir a buscarlo a su vivienda, señalando que él no se encontraría. 

En el lugar, la víctima fue golpeada, drogada y secuestrada junto al menor, posteriormente llevó a la madre de 30 años hasta un campamento en la comuna de Pinto, donde la violó en reiteradas ocasiones. 

“Como Servicio Nacional de la Mujer consideramos que es una condena positiva, en el sentido de permitir a sus víctimas realizar un proceso reparatorio con una sensación de justicia, algo que es muy relevante en estos casos”, manifestó Valentina Medel Ziebrecht, directora regional del Servicio Nacional de la Mujer, organismo que representó a la víctima. 

La titular del Sernam en la Región del Bíobío también indicó que los 20 años de presidio en su grado máximo están dentro de los que esperaban y que la víctima está tranquila con la decisión. 

"La violación y el secuestro son crímenes de altísima gravedad, que vulneran derechos esenciales y marcan profundamente la vida de las mujeres. Asumir esa gravedad y tener una alta condena el día de hoy es un mensaje potente también como sociedad, que ya no está dispuesta a tolerar este tipo de manifestaciones de violencia de género", enfatizó Medel. 

PUB/NL