El sacerdote Felipe Berríos criticó este viernes a los estudiantes por no suspender su marcha en medio del duelo nacional de tres días por el fallecimiento del ex Presidente Patricio Aylwin.

"Una de las cosas que a mí me apena es que los chilenos tenemos un ideal de mayor justicia, mayor libertad, mayor igualdad de oportunidad, mayor democracia, pero me da la sensación de que vivimos con una bipolaridad y tenemos un corazón de marcado", sostuvo el jesuita a Radio Cooperativa.

Al respecto, señaló que "el mercado no dialoga, impone; el mercado descarta, no convoca; excluye, no incluye; y no respeta; y lo de los estudiantes me parece excelente -y yo apoyaré siempre a que pidan sus demandas-, pero también hay una cuestión de respeto".

"Yo creo que se podría haber hecho lo mismo en otro momento", enfatizó Berríos.

"Una de las cosas propias del mercado es el no respeto, no respeto a las tradiciones, no respeto al otro que sufre... El mercado nos hace en nosotros mismos y me importa un bledo los demás", agregó.

Sobre la figura del otrora gobernante, manifestó que "como ciudadano lo admiraba y respetaba mucho y hubo un acercamiento mayor afectivo porque yo durante unos 14 años celebré misa en el colegio San Ignacio de El Bosque y él con doña Leonor iban todos los domingos".

En ese sentido, confidenció que "a veces, yo decía cosas un poco conflictivas y pensaba '¿vendrá o no vendrá el próximo domingo?'".

Por último, remarcó que "para mí fue un apoyo y un aliciente como sacerdote muy grande", destacando que "yo lo admiraba mucho".

PUB/CM