Once días estuvo desaparecido en la precordillera de San Clemente el joven talquino y amante del trekking, Hector Arenas, quien fue rescatado en lunes por la tarde con una fractura en su fémur.

El joven de 28 años llegó hasta la zona de Altos de Lircay, en la región del Maule, para recorrer la reserva, pero  fue la quebrada Tres Cuernos, del cerro Sal Si Puedes, que le jugó una mala pasada y lo dejó en el lugar por más de una semana.

A un par de días de la travesía, de la que finalmente sí pudo salir, dejó al descubierto los detalles de su milagrosa sobrevivencia, los que incluyó en su menú el consumo de hormigas e insectos.

El director del Hospital Regional de Talca, hasta donde fue trasladado Arenas, relató al Diario El Centro, que el joven logró sobrevivir solo por su temple y experiencia en la montaña.

“Llegó invalidado por una grave fractura de fémur (debido a una caída de seis a ocho metros) afortunadamente no abierta y cuando fue encontrado, contó su historia rápidamente porque estaba consciente y explicó que pudo alimentarse con hormigas durante todo ese tiempo, sin agua, por lo tanto, llegó con un estado de deshidratación importante, muy enflaquecido”, relató el facultativo.

El director del hospital agregó  que fue “heroica la situación porque hay que señalar que él tuvo un TEC por la caída y perdió el conocimiento, cuando despertó se vio con una fractura y él, solo, se hizo un alineamiento de la extremidad que estaba totalmente desviada en un comienzo. La condición física y el temple fueron claves”. 

PUB/NL