Lambert Girard, un joven francés de 27 años, llegó hasta Juan Fernández para trabajar en las labores de excavación lideradas por el estadounidense Bernard Keiser, quien busca desde hace años un supuesto tesoro escondido por piratas en el siglo XVII.

Según informa La Estrella de Valparaíso, el hombre llegó a trabajar como todos los días al lugar ubicado en el Parque Nacional de Juan Fernández, cuando en la tarde avisó que iría al baño.

Una hora después, sus compañeros se preocuparon ya que no volvía al lugar por lo que decidieron ir en su búsqueda, observando a lo lejos como el ciudadano galo desaparecía al ir adentrándose al bosque en el sector de Puerto Inglés.

Ante esta extraña situación, Carabineros conversó con la novia de Girard, una chilena identificada como Rocío de la Fuente, quien indicó que ese martes en la mañana habían tenido una discusión.

Frente a esto, los funcionarios le pidieron a la mujer que interpusiera una denuncia por presunta desgracia para facilitar las labores de búsqueda, ante lo cual ella se negó asegurando que su pareja iba a volver por su propia cuenta.

Sin embargo, esto aún no acontece por lo que Carabineros y personal de la Conaf buscan pistas para poder dar con su paradero.

PUB/CM