A pesar de la lluvia que cayó la mañana de este sábado en Valparaíso y Viña del Mar, la tradicional fotografía oficial, previa a la cuenta pública presidencial en el Congreso Nacional, se tomó sin problemas. 

Bajo un cielo gris, pero calmado y parejamente bien iluminado (ideal para la captura de imágenes fijas o en movimiento) la Presidenta Bachelet participó en los registros que tuvieron a los jardines del Palacio de Cerro Castillo como fondo, vistiendo un traje dos piezas de color Azul Rey y luciendo la banda presidencial sobre su pecho. 

Fueron cuatro fotografías, la primera con todo su gabinete, la segunda solo con las ministras y la tercer nada más que con los hombres que componen su cuerpo de ministros. 

La cuarta fotografía, que llamó la atención de muchos, porque no ubicaban a quienes acompañaban a la Mandataria sobre la tarima roja en que estaba, fue con las parejas de los ministros y ministras. 

Todo se hizo con mucha tranquilidad y mostrando todos un singular relajo, de seguro gracias al aire tan puro que quedó luego de la lluvia previa. 

PUB/VJ