No es extraño que el empresario y filántropo Leonardo Farkas entregue parte de su dinero a extraños, cuyas historias de vida se transforman en virales.

Tampoco que sienta un especial cariño por Viña del Mar, donde ha participado en más de una actividad de beneficencia y ha realizado más de alguna de sus excéntricas fiestas.

Es por eso, que no extraña que este miércoles el rubio empresario viaje a la ciudad jardín para entregar una particular donación a la ciudad.

Farkas, se reunirá cerca del medio día con la alcaldesa Virginia Reginato, para hacerle entrega de un valioso piano de cola de la marca Fizoli avaluado en 240 millones de pesos, el que está destinado para el Teatro Municipal de la comuna.

Asimismo, el empresario entregará también un colmillo tallado de mamut. Una pieza artística realizada con restos de mamut exhumado de la tundra congelada de Siberia.

Esta no es la primera donación que realiza Farkas a Viña del Mar. En febrero de 2015 entregó a la ciudad la estatua “El pensador” del autor francés Auguste Rodin.

PUB/NL