La iniciativa resaltó la conmemoración de la fecha que apunta a combatir la discriminación en Chile.

En el marco del Día Internacional contra la Homofobia y Transfobia, el Palacio de La Moneda se iluminó este martes, a contar de las 19:30 horas, con los colores del arcoiris, símbolo internacional adoptado por distintas organizaciones para aludir a la diversidad.

La iniciativa, que generó gran curiosidad y expectación entre quienes circulaban a esa hora en ese céntrico sector de la Alameda, había sido solicitada a la Presidencia por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Integrantes de la organización entregaron a las primeras familias que llegaron hasta el sector del Palacio de Gobierno ejemplares del cuento “Nicolás tiene dos papás”.

La homofobia es la antipatía u odio manifestado hacia los homosexuales, mientras que la transfobia hace referencia a la discriminación dirigida contra las personas transexuales o transgénero.

Según el XIV Informe Anual de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual en Chile, en el último año las denuncias y casos por homofobia y transfobia aumentaron un 8,8% en Chile.

De esta manera, La Moneda se convirtió en una de las primeras sedes gubernamentales en unirse a la conmemoración de la fecha mediante esta iluminación especial, que también ha sido utilizada como muestra de solidaridad con las víctimas frente a hechos como los atentados terroristas ocurridos en París.

PUB/FD