“El máximo delincuente que tenemos en los últimos días es el señor Andrónico Luksic",  fueron algunas de las palabras que el  diputado independiente Gaspar Rivas dedicó al en una sesión de la Cámara al empresario Andrónico Luksic, desatando la polémica.

Declaraciones que incluso podrían costarle una multa de hasta el 15% de su dieta, según lo establece el artículo 347 de la Cámara de Diputados.

El próximo miércoles 4 de mayo a las 11:00 horas, la Comisión de Ética deberá revisar los antecedentes enviados por el presidente de la Corporación, Osvaldo Andrade, en contra del parlamentario, consigna Emol.

De acuerdo con el reglamento de la Cámara, el diputado Rivas con su intervención contra el líder del Grupo Quiñenco, habría infringido dos artículos: uno relacionado con sus deberes como diputado y otro sobre las faltas cometidas al interior de la Sala.

En el primer caso, el artículo 346 del reglamento interno establece que es deber de los integrantes de la Cámara de Diputados “desempeñar sus cometidos frente al público, en la Corporación y fuera de ell, con una conducta acorde a su investidura”.

Por otra parte, el artículo 90 sostiene que los diputados incurren en falta al orden cuando ”falta al respeto debido a la Cámara, a los diputados o a los ministros con acciones o palabras descomedidas, o con imputaciones a cualquier persona o funcionario de dentro o de fuera de la Cámara".

La polémica y el video

La polémica entre el diputado Rivas y el empresario Andrónico Luksic partió el pasado 19 de abril, con la intervención del primero en la Cámara.

Días después y a través de las redes sociales la respuesta del empresario no se hizo esperar y con un video le respondió a Rivas. Entre las declaraciones del empresario, destaca el emplazamiento que realiza hacia los honorables, invitándoles a que “si hay un diputado de este país, o varios, que creen que soy un delincuente de cuello y corbata, lo lógico es que entreguen los antecedentes a los tribunales”.

En el video que fue grabado por su hijo Andrónico, Luksic hace una especie de mea culpa y reconoce que su error fue no salir a dar declaraciones en un principio, enfatizando que él no tiene las influencias “para hacer llover en Santiago”.

"Mi gran pecado fue no haber salido antes a explicar que soy un ser humano igual que todos ustedes, que soy un poderoso, que tengo influencias en muchas cosas, pero no tengo influencias para hacer llover en Santiago", comentó el empresario, agregando que está analizando si impondrá acciones legales contra el diputado Rivas.

Tras el video del empresario, el diputado Rivas insistió en mantener su declaración, asegurando que no se retractara e incluso aseguró que renunciaría a su fuero si tiene que enfrentar a Luksic en tribunales.

PUB/NL