La Brigada Investigadora de Robos Oriente (Birom) de la PDI logró desbaratar una imprenta dedicada a la falsificación de libros de alta demanda en el mercado nacional, luego de un seguimiento generado en antecedentes obtenidos en otra indagatoria.

Y es que mientras desarrollaban diligencias en relación al robo ocurrido hace unos días en la editorial "Santillana", los efectivos de la Birom obtuvieron antecedentes de una imprenta clandestina ubicada en calle Carmen, en Santiago Centro, donde estarían acopiados productos sustraídos en la editorial.

Es por ello que dispusieron vigilancia continua en el lugar, con lo que se logró detener en la vía pública a un sujeto mayor de edad que portaba 40 libros falsificados de los más variados títulos. Luego de eso, procedieron al allanamiento del inmueble, logrando incautar más de 10.000 libros falsificados, entre ellos algunos de los más vendidos en las librerías nacionales.

También decomisaron seis impresoras láser, láminas y plantillas ocupadas para la impresión, y lograron la detención en el lugar de un hombre y su hijo, quienes están acusados por el delito flagrante de infracción a la Ley de Propiedad Intelectual.

El comisario jefe de la Birom, Cristian Vásquez, hizo un llamado a tomar precaución en la compra de estos productos, y recomendó hacerlo en tiendas establecidas del comercio, como asimismo revisar sellos, rotulación y terminaciones del producto, para así evitar un mal rato debido a la mala calidad de los productos falsificados.

PUB / DIG