La batalla de los conductores de taxis de techo amarillo contra el servicio de pasajeros que ofrece la aplicación Uber está desatada y la madrugada de este jueves tuvo un nuevo capítulo.

Luego que el ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, cuestionara el sistema de transporte y realizara un llamado a la ciudadanía a evitar su uso, porque operan sin respetar las leyes establecidas para el tránsito de pasajeros, los taxistas se tomaron varias calles de Santiago, en una manifestación que generó la molestia en los capitalinos. 

Con la idea de hacer notar su molestia contra Uber más de 100 taxistas salieron a las calles del centro de Santiago tocando sus bocinas pasadas las 01:00 horas. 

Los conductores apuntan a la pérdida de clientes debido a que éstos preferirían pagar menos mediante la utilización de los teléfonos móviles que contactan a los conductores para realizar un determinado recorrido.

La molestia de los santiaguinos no se hizo esperar y a través de las redes sociales, se manifestaron en contra de la actividad por la hora en que los taxistas circularon tocando sus bocinas mientras circulaban por la Alameda y Providencia. 

PUB/NL