El ex director de Gendarmería, Tulio Arce, presentó el miércoles su renuncia tras los fuertes cuestionamientos que ha recibido la institución durante los últimos días tras conocerse los millonarios montos que reciben actualmente algunos pensionados de la institución, como la periodista y ex esposa del diputado Osvaldo Andrade, Myriam Olate.

La ministra de Justicia Javiera Blanco aceptó la salida del funcionario y dejó en su lugar de forma interina al actual subdirector operativo Maurice Grimalt Catalán. Sin embargo, fuentes aseguran que la propia secretaria de Estado habría pedido la renuncia al coronel.

En este contexto, el ex funcionario envió una sentida carta de despedida a sus colegas:

“El camino recorrido no ha sido fácil. En Gendarmería nunca lo es y probablemente nunca lo sea, dada la naturaleza de este servicio y las complejidades que debemos administrar.

Decirles que me alejo con la tranquilidad y certeza de haber entregado todas mis capacidades para el cumplimiento de los objetivos que en cada cargo y responsabilidad me tocó desempeñar, incluido el de Director Nacional, que además, significó un verdadero orgullo y por cierto, un sueño hecho realidad.

Es precisamente esa impronta la que nos caracteriza como funcionarios penitenciarios y la que nos hace fuertes en la adversidad. Es también esa forma de encarar el trabajo cotidiano la que nos distingue de cualquier otro organismo del Estado y la que nos hace trascender más allá de los diversos episodios que hemos debido afrontar en nuestra historia

A todas y todos ustedes, compañeros de ruta, desearles éxito en los desafíos venideros y mis mejores parabienes para una Institución que llevo en el corazón”.

PUB/NL