“Que no se te arranque la moto” se denomina la campaña protagonizada por el deportista chileno Francisco “Chaleco” López, que busca entregar recomendaciones para una conducción segura de motocicletas, a través de cápsulas educativas que serán difundidas en las redes sociales del Ministerio de Transportes (MTT) y la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset). 

“Una de las prioridades de nuestro trabajo es contribuir a mejorar las condiciones de seguridad de todos los usuarios de las vías y, de esta forma, proteger la vida de las personas. En el caso de los motociclistas, los esfuerzos son aún más necesarios si consideramos que son unos de los usuarios más vulnerables de las vías", explicó el ministro Andrés Gómez Lobo, quien destacó además que "campañas como las que estamos presentando son una importante contribución a generar conciencia entre los propios conductores, de la responsabilidad que cada uno de nosotros tiene, en la prevención de accidentes”.

En este sentido, la autoridad agregó que en la última década, el parque de motocicletas ha aumentado explosivamente en el país, pasado de 40.689 motocicletas en 2006, a 173.056 vehículos de este tipo en 2015, lo que equivale a un aumento del 325% del parque. En materia de accidentes, en los últimos 10 años han fallecido 947 motociclistas y más de 37.000 quedaron con lesiones.

Graduación de Licencia Clase C

Junto con presentar esta campaña educativa, las autoridades anunciaron que, con el objetivo de aumentar las condiciones de seguridad vigentes para motociclistas, el Gobierno pondrá urgencia simple al proyecto de ley, nacido de una moción parlamentaria del diputado Ramón Farías, que busca establecer un acceso gradual a la conducción de motocicletas, considerando el tamaño y la potencia del vehículo, así como los años de experiencia del conductor.

Al mismo tiempo, explicaron que se trabaja en indicaciones para proponer el establecimiento de 3 tipos de licencia clase C (C1, C2 y C3).

“Lo que se busca con esta propuesta es que un principiante, durante un tiempo determinado, esté impedido de manejar motos con motores más potentes. De esta forma, estaremos contribuyendo a una mejor convivencia de modos en nuestras calles y carreteras”, subrayó Gómez  Lobo.

El diputado Ramón Farías sostuvo que “este proyecto, que estamos perfeccionando con Conaset” quiere decir que cualquier persona que quiera manejar una moto tiene que partir con la clase C1, y manejar una moto pequeña. Hoy un chiquillo de 18 años, puede dar el examen y puede manejar una moto de 1.200 cc y comienza a conducir sin tener la experiencia, arriesgándose a graves accidentes”.

Francisco “Chaleco” López comentó, en tanto, que “este sistema de gradualidad ya fue implementado en varios países de Europa, donde un niño de 18 años no puede adquirir una moto de mayor cilindrada. La idea es partir por una moto pequeña, y con la experiencia ir avanzando”, precisó.

PUB / DIG