El presidente y senador de la UDI, Hernán Larraín, lamentó este martes la renuncia al partido del diputado José Antonio Kast, admitiendo de paso que han existido problemas al interior de la colectividad.

El parlamentario indicó ante la prensa que "lamentamos que una persona con su fuerza y convicción se nos vaya", agregando de paso que "su alejamiento nos causa mucho pesar".

Consultado por las críticas del legislador al partido, Larraín remarcó que "no estamos de acuerdo a que las cosas siguen igual".

En ese sentido, aseguró que "la UDI no tiene controladores. Si los tuvo en algún momento, es cosa del pasado".

"Chile necesita un partido como la UDI", enfatizó su timonel, precisando que la tienda política continúa con "mucha unidad" y que la renuncia de Kast "nos obliga a seguir trabajando con más fuerza en nuestro proyecto político".

Por último, Larraín descartó que el diputado haya sido un eventual postulante a La Moneda de la colectividad. "Oficialmente no hemos tenido ningún candidato presidencial", expresó.

PUB/CM