El ex ministro Secretario General de la Presidencia Cristián Larroulet, quien fue parte del gabinete del otrora presidente Sebastián Piñera cuando se promulgó la inscripción automática y el voto voluntario, se refirió este lunes a la baja participación de la ciudadanía en las primarias para las elecciones municipales.

En entrevista con T13, respondió a las voces que piden el retorno del sufragio obligatorio, indicando que "estos cambios institucionales que son cambios importantes tienen que ser mucho más meditados y analizados. Hay que recordar que cambio constitucional fue en el gobierno de la Presidenta Bachelet, y el cambio específico y la ley que lo permitió fue en el gobierno del presidente Sebastián Piñera. Y eso es producto de un acuerdo político bastante amplio".

"Mi opinión es que el voto voluntario es muy favorable para Chile, y es favorable por variadas razones: la primera, porque consagra una libertad que tienen los chilenos de concurrir o no a votar. La segunda razón es porque contribuye a perfeccionar y generar confianza en la política, que es el principal elemento que afecta a las instituciones políticas chilenas. Hoy vivimos en un país en donde el ciudadano está más informado, es más educado y quiere participar más. Por lo tanto cuando hay voto voluntario el candidato tiene que acercarse al ciudadano para convencerlo de sus propuestas y de que lo vaya a apoyar yendo a la votación. El voto voluntario es un instrumento que ayuda a perfeccionar la confianza en los actores políticos. La tercera razón es que por algo en las democracias modernas y consolidadas el 75% de los países tiene voto  voluntario, eso es algo que nos debe llamar a reflexionar en el caso de Chile", afirmó.

Al respecto, enfatizó que "esos son algunos elementos que me llevan a mí a decir que es un error el buscar reponer el voto obligatorio: es la típica reacción simplista, de corto plazo. Por lo tanto, yo soy contrario a que se legisle en el sentido de que haya voto obligatorio".

Sobre el interés de algunos grupos de volver a la obligatoriedad del sufragio, el otrora secretario de Estado manifestó que "me parece un debate legítimo, pero no se ha analizado con la suficiente profundidad la diferencia entre un voto obligatorio y un voto voluntario. Soy partidario de que los chilenos puedan tener libertad y me parece que sería un grave problema y además sería mal visto por la ciudadanía chilena: significaría una nueva mirada de desconfianza hacia la política, hacia los partidos políticos, hacia el Congreso nacional. No ayuda a la confianza cambiar de opinión sin darse un tiempo suficiente para analizarlo".

Respecto a la baja participación de la ciudadanía en las primarias, en donde solamente un 5% de los habilitados a sufragar concurrió a las urnas, Larroulet prefirió valorar “el acto republicano, democrático, que hemos vivido: Es la primera vez que hay primarias formales para elegir alcaldes en Chile y esto es muy  positivo para represtigiar la política y los partidos políticos y los gobiernos locales”.

"Respecto a la participación considero que siempre es ideal tener más participación, pero para el hecho que esta es primera vez que hay estas primarias formales no me parecen mal los números de 282 mil personas que hayan ido a emitir su preferencia", concluyó.

PUB/CM