Recién estamos comenzando el mes de marzo y con eso muchos estudiantes dan inicio a su último año escolar, lo que a diferencia de otros años estudiantiles los tiene mucho más preocupado del futuro de su educación, donde elegirán si seguirán estudios superiores técnicos o universitarios.

Para los alumnos que están ingresando a 4º medio o se tomaron este 2016 para prepararse para rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU) es importante tener en consideración llevar un estudio constante, pero no sobreexigirse de aquí a fin de año, sino que es aconsejable plantear objetivos semanales, tal como lo comentó a Publimetro la psicóloga y coordinadora del departamento de orientación del Preuniversitario Pedro de Valdivia, María Eugenia Sandoval.

“Es importante que los estudiantes planifiquen sus tiempos de estudios dentro de estas primeras semanas, pero considerando que es casi imposible trazar un calendario detallado del año porque si no se cumple se frustrarán porque no lo podrán cumplir, por eso lo más aconsejable es que los plazos de estudios se vayan planteando por semanas o 15 días para resguardar el echar todo por la borda dentro de los primeros meses”, señaló la coordinadora del departamento de orientación.

A continuación la experta en el área, María Eugenia Sandoval, elaboró una planificación estándar que pueden seguir los estudiantes para ir ordenando sus tiempos no tan sólo de estudio, sino que ir mezclando con los momentos de ocio.

-Marzo: Construir un horario de estudio que considere mínimo dos horas diarias incluyendo los fines de semana. Revisar el temario de la PSU para planificar las materias de estudio y así ir diferenciando la planificación semanal en tiempos de estudios y repasos.

-Abril: Luego de terminar el primer mes de estudio se podrán detectar las fortalezas y debilidades por asignaturas y contenidos.
Realizar ensayos cronometrados de las pruebas que se rendirán para después analizar los resultados obtenidos y con ello planificar nuevamente los tiempos de estudio, dándole prioridad a los contenidos donde hay un menor manejo.
 
-Mayo:
Establecer una planificación mensual por las pruebas que se rendirán con metas a corto plazo las que permitan poder medir si los objetivos se cumplen o no para ir modificando la metodología de estudio.

-Junio: A mitad de año es el momento para ejercitar los contenidos que ya han sido interiorizados y comenzar con ensayos una vez a la semana para así ir teniendo confianza en sí mismos, e ir mejorando en los tiempos de resolución de las pruebas, intensificando la concentración en el momento de enfrentarse con los ensayos.

-Julio: Luego de reconocer los contenidos que se manejan con facilidad, es bueno aprovechar para hacer un repaso con el tiempo libre que queda ya que en este mes los estudiantes están de vacaciones de invierno, y para no perder el proceso continuo de estudio se puede ir recordando las primeras materias con estrategias de estudio nomotécnicas (esquemas, mapas conceptuales, fichas, resúmenes)

-Agosto: Cuando se entra al mes de agosto ya queda menos tiempo para rendir la PSU, por lo que el estudio se tiene que intensificar dedicando 2/3 del tiempo personal al estudio menos manejado y sólo 1/3 de ello en repaso.

-Septiembre: Si bien es cierto que el estudio de los futuros universitarios debe ser constante, no se debe dejar de lado el ocio personal, por lo que se tiene que buscar un equilibrio para que los alumnos manejen su estrés y ansiedad.

-Octubre: Estando a dos meses de dar la prueba que definirá el futuro académico de los estudiantes, es bueno ir conversando con los padres y apoderados sobre las inclinaciones de las carreras de preferencia, los puntajes de corte de cada una de ellas, además de informarse de los beneficios estudiantiles para la educación superior.

-Noviembre: Establecer prioridades temáticas por cada prueba que se rendirá (Lenguaje y matemática, más las específicas de historia o ciencias) y enfocarse en lo que falta por estudiar de cada una de ellas. Este mes es el momento para repasar y no integrar nuevos temas para no sentirse agobiado.

-Diciembre: En los primeros días de diciembre se programará la fecha para rendir la PSU, por eso aquí las recomendaciones son específicas para esos días:
-hojear la prueba completa para tener un panorama general
-Si existen dificultades con una pregunta continuar con el resto del examen y luego volver sólo si hay tiempo
-Traspasar de inmediato y con cuidado cada pregunta a la hoja de respuestas.