Siguiendo la guía del Minsal te presentamos una minuta semanal con dos alternativas de colaciones: 

-Lunes: alternativa 1: 1 fruta pequeña

             alternativa 2: 1/2 marraqueta o 1/2 hallulla con uno de estos agregados: tomate, palta, nuevo, queso fresco o lechuga.

-Martes: alternativa 1: 1 yoghurt bajo en calorías

              alternativa 2: verduras (palitos de zanahoria, apio, brócoli, entre otras)

-Miércoles:  alternativa 1: 1 puñado de nueces, almendras, pasa u otros frutos secos naturales

                   alternativa 2: 1 pote de 1/2 fruta picada más 1/2 yoghurt

-Jueves:  alternativa 1: 1 cajita de leche blanca o con sabor, bajo en calorías

                alternativa 2: 1 yoghurt más 1/2 puñado de frutos secos

-Viernes:  alternativa 1: 1/2 taza chica de frutas mezcladas

                alternativa 2: pan de molde con palta huevo, queso fresco o lechuga. 

Este lunes los estudiantes del país retornarán a sus colegios para iniciar el segundo semestre escolar, el que además de los desafíos escolares para esta segunda parte del año, viene con la iniciativa de alimentación saludable, lo que está enmarcado con la denominada ley de etiquetado y la normativa de los quioscos en los diferentes establecimientos educacionales. 

Como una de las recomendaciones que el Ministerio de Salud (Minsal) envía a los padres y apoderados por la ley de Composición nutricional de los alimentos y su publicidad, es enviar colaciones saludables a sus hijos con las porciones ajustadas a su edad. 

Desde la guía del quioscos y colaciones saludables del Minsal, sugieren preferir alimentos naturales como frutas naturales, frutos secos y lácteos, evitando agregarle sal y azúcar. 

De acuerdo a la nutricionista y académica de la Universidad San Sebastián, Jessica Moya, señala que los niños y niñas de diferentes edades deben alimentarse con los mismos alimentos, pero con porciones variadas. 

“El requerimiento energético de un niño pre escolar con el de uno de básica o media es diferente, por eso se debe variar en las cantidades de los alimentos, por ejemplo un niño que esté en kínder se le puede enviar una fruta para un tiempo de colación, pero eso se debe aumentar con un yoghurt para un estudiante de básica”, comentó la especialista.

Las porciones que se envíen para tener una colación diaria, deben ser acordes a la extensión de la jornada escolar, en el caso de contar con un horario más acotado de seis horas aproximadamente, sólo se tiene que enviar una porción, lo que aumentará al doble de un joven con JEC. 

“Depende de los horarios escolares y las distancias de tiempo entre el desayuno y el almuerzo, eso es importantísimo para poder determinar la cantidad de alimento y el tipo de alimentos que se les da a los niños, por lo general los tiempos no van más allá de las dos horas y media”, agregó Jessica Moya.