"Recé las dos horas y media, lo único que pedía era ver a mi familia una vez más”. Con estas palabras, la universitaria de 20 años que fue secuestrada y violada por Gregorio Moises Villalobos de 50 años, explicó las horas de terror que vivió el fin de semana recién pasado.

La joven contó, en entrevista con Canal 13, la dramática experiencia que debió enfrentar cuando el hombre la abordó en la estación Universidad Católica del Metro, cuando se dirigía a su lugar de estudios,

“Tu te vienes conmigo, quédate callada; que si me haces algún escándalo, yo te mato”, recuerda que le dijo el hombre que se encuentra en prisión preventiva.

“Me decía que si yo hacía algún escándalo me iba a matar, que no tenía ningún problema, ningún miedo, que el estaba loco”, agrega.

Bajo amenazas, el captor obligó a la joven a caminar junto a el como si fueran una pareja, dirigiéndose hacia la población San Gregorio, donde se encuentra el domicilio de Villalobos.

”En ese momento yo me asusté, porque dije: ‘A donde vamos a parar’”, recordó.

La joven comentó que tras varias horas el hombre la dejo partir y que una vez que se reunió con su familia puso de inmediato la denuncia que derivó en el operativo de la PDI para detener al sujeto.
De la experiencia, la universitaria comentó que lamenta que nadie la haya ayudado durante las horas en las que el sujeto la hizo transitar por la capital.

“Yo miraba a la gente a los ojos y con la boca les decía ‘ayuda’, sin la palabra en sí, les hacía con la mano gestos, les indicaba que no estaba con él, que no quería estar con él”.

“Creo que a cinco personas por lo menos yo las miré a los ojos y les pedí ayuda, pero no había contacto, porque las personas te rehuyen la mirada. A la gente no le interesa lo que está pasando al lado, le interesa su vida, su seguridad”, dijo.

El relato de la mujer concluyó con un llamado a reflexionar. “Quiero advertirles a las niñas a todas las mujeres, que la maldad existe en cada esquina, que uno no puede confiar ni siquiera en la persona que tiene sentada al lado en el Metro”.

PUB/NL