Las cifras sobre salud mental en Chile son alarmantes. El 17% de nuestra población enfrenta cuadros depresivos y uno de cada tres chilenos sufre de algún trastorno vinculado a salud mental.

Ante esta realidad, los diputados de la Democracia Cristiana Sergio Espejo y Víctor Flores, presentaron una moción que establece la protección de los derechos de pacientes, garantizando la no aplicación de tratamientos sin el consentimiento de la persona. También se presentó una segunda moción de la diputada Marcela Hernando (PRSD), la cual busca la creación de un "Catálogo de Derechos Básicos de los Pacientes de Salud Mental", el que considera 15 compromisos del Estado para con los pacientes. El debate para la construcción de una "ley de salud mental", considerará ambas mociones y trabajo en conjunto entre los parlamentarios autores de ambos textos. “Más allá que existan algunas diferencias entre ambos textos, y también complementos, hay coincidencia en que Chile requiere poder contar con una legislación que garantice los derechos de los pacientes“, declaró el diputado DC Víctor Flores.

Por su parte, la diputada Hernando agregó que “existe consenso en el país respecto de la deficiencia que tenemos en materia de salud mental, y hoy día es una preocupación para todo el mundo, porque tiene que ver con ámbitos no solamente de salud y del Ministerio de Salud sino que también del trabajo y de lo que nos está pasando como sociedad”. 

Realidad nacional

En este aspecto, el análisis de la diputada del PRSD es bastante certero, ya que según cifras del MINSAL, el principal motivo de licencias médicas en nuestro país son precisamente los trastornos de salud mental.

Otro dato duro tiene directa relación con los casos más severos, donde se han duplicado las intervenciones no voluntarias, como por ejemplo, las esterilizaciones en mujeres con Síndrome de Down.

Ante esta realidad las mociones, que comenzaron esta semana su tramitación en la Cámara Baja en la Comisión Salud, buscan establecer la protección de los derechos de pacientes garantizando la no aplicación de tratamientos sin el consentimiento de la persona.

El diputado Víctor Torres, quién no sólo es uno de los autores del proyecto, sino que también preside la Comisión Salud, señaló que este debate busca "poner a Chile a la altura de las convenciones internacionales y dejar de someter a nuestros pacientes con trastornos mentales  a vulneración de sus derechos”.

Hoy en Chile existen 700.275 personas en tratamiento por patologías psiquiátricas, sólo en el sistema público. A continuación, las declaraciones de los diputados DC Sergio Espejo y Víctor Torres sobre este proyecto.