La llegada de Jorge Burgos al gabinete presidencial se dio en medio de la polémica salida de su antecesor, el ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo, vinculado al caso SQM y criticado por el mal manejo comunicacional que tuvo del caso Caval. Eso sucedió exactamente hace 1 año y 25 días, cuando asumía Burgos como una señal de moderación del Gobierno, sobre todo en el ambiente de cuestionamientos de la oposición a las reformas. 

Así comenzaba una historia que hoy deja un saldo de varios desencuentros y confrontaciones entre el ministro del Interior y la Presidenta Bachelet, entre los que destacan el bullado viaje a La Araucanía en el que Burgos no fue considerado, o las diferencias de opinión entre ambos ante el proyecto de ley que despenaliza el aborto. 

La cuestionada “gradualidad” en las reformas

Tanto el ministro del Interior como el de Hacienda, Jorge Burgos y Rodrigo Valdés, respectivamente, ambos recién asumidos en el primer cambio de gabinete de Bachelet, llegaron a La Moneda planteando que las reformas que el Ejecutivo impulsa deben ser implementadas con gradualidad. Tras conocerse la postura de los ministros, la Presidenta destacó en entrevista con La Tercera el pasado 9 de agosto que “al parecer algunos leyeron sólo la palabra ‘realismo’ y no escucharon el ‘sin renuncia’”. 

La Mandataria agregó que “si la lectura hubiera sido que los nuevos ministros llegaron para cambiar el rumbo que la Presidenta defina, hubiera sido una lectura equivocada”. Posterior a los dichos de Bachelet, Burgos reafirmó su postura señalando en La Moneda que “los cambios y reformas que hay que llevar adelante no se resuelven en tres o cuatro años; muchas veces requieren de más tiempo. Y por tanto la gradualidad es un elemento muy principal y esencial".

Eyzaguirre asume la Segpres y lo postulan como el nuevo hombre fuerte del gabinete 

Nicolás Eyzaguirre dejó la testera del Ministerio de Educación y asumió en el Ministerio de Secretaría General de la Presidencia el 25 de junio de 2015, luego de que se cayera la nominación de Jorge Insunza. 

El ex ministro de Educación es conocido por su cercanía a la Mandataria, por lo que de inmediato comenzaron los rumores que señalaban que se convertiría en el nuevo hombre fuerte del gabinete, en desmedro del titular de Interior, Jorge Burgos. 

Éste señaló en su estilo directo que “los rumores, si pierdo o no pierdo poder, créanme que me dan exactamente lo mismo”.

Discrepancias por el adverso fallo de La Haya 

El 24 de septiembre de 2015 la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) se declaró competente para pronunciarse sobre la demanda por soberanía marítima que Bolivia presentó contra Chile, luego de que nuestro país planteara que la CIJ no tenía competencia. Un fallo adverso que Bolivia celebró como un verdadero triunfo en su anhelo por una salida al mar, y que en diversos sectores del país preocupó, incluso algunos lo calificaron como una derrota. 

Burgos aseveró que, en su condición de abogado y en términos judiciales, “era un mal resultado”. Nuevamente vino una contradicción con Bachelet, quien señaló respecto del fallo que “no es un revés jurídico y el fallo es mucho mejor de lo que esperábamos”. 

En relación a los dichos de Burgos, la Mandataria aseguró que “yo creo que lo que hizo el ministro es que es abogado, entonces usó un término jurídico”. La respuesta de Burgos demoró, pero llegó con ironía días después al ser consultado por un tema relativo a educación: ““Técnicamente yo soy el menos indicado porque como quedó claro el fin de semana, yo soy abogado”.

Comentarios sobre el caso Caval que habrían generado molestia

Uno de los mayores dolores de cabeza, sino el más, que ha tenido Michelle Bachelet en este segundo periodo como Presidenta es el destape del caso Caval, que involucró a su hijo Sebastián Dávalos y su nuera Natalia Compagnon, en un eventual caso de especulación inmobiliaria, al verse beneficiados con el cambio de precio de unos terrenos en Machalí, en la Región de O’Higgins. 

En diciembre del año pasado se conoció la declaración de Dávalos, tras lo que Burgos señaló que “los chilenos podrían leer las declaraciones y en general son declaraciones ─en mi lectura─ bastante poco atingentes al tema que se investiga, más bien parece ser una discusión subjetiva de carácter político que pareciera que no aportara mucho al fondo que se investiga”.

Esto, pese a que el Gobierno llevaba una línea de no referirse a los casos investigados en que se vinculaba a políticos, ni Caval, ni SQM, ni tampoco Penta. Otro punto negativo en su relación con Bachelet para el ex ministro del Interior.

Burgos presentó su renuncia tras no ser considerado en visita a La Araucanía

Si no lo recuerdan, el ministro Burgos ya había renunciado al gabinete, aunque la Presidenta no aceptó su dimisión en la primera oportunidad. Esto en el marco de una polémica visita de Bachelet a la Región de La Araucanía en la que el ministro del Interior no fue invitado ni tampoco avisado, en un contexto de mucha tensión en la zona sur del país por la violencia entre comuneros mapuche y las fuerzas de orden. 

Esto fue en diciembre de 2015 y fue un episodio que generó mucha tensión en el oficialismo, particularmente por las críticas de la DC a la decisión de no llevar al ministro del Interior a la zona de conflicto, quien se enteró cuando la Mandataria ya estaba en el avión. 

Fue tal la molestia de Burgos que incluso llegó a presentar la renuncia a la Presidenta, aunque ésta no la aceptó. 

El caso Caval vuelve a generar problemas 

El último caso polémico en la relación entre la Mandataria y el ahora ex ministro, se registró en el marco de las investigaciones por el caso Caval. Luego de que se hiciera pública la carpeta investigativa y se filtraran a la prensa algunas grabaciones que involucraban a Bachelet, la Mandataria decidió hacer público que había declarado de manera reservada ante el fiscal que lleva la causa, pese al consejo de Burgos de no hacerlo. 

"Yo le recomendé a la Presidenta que dejáramos que el fiscal determinara cuándo se hacía público, porque era lo que correspondía, pero con justa razón ella me señaló hoy (ayer): ‘mira, yo entendí tu posición de que no fuera público hasta que lo determinara la fiscalía, pero creo que con estas brutalidades de ayer que dice este fulano es mejor que se sepa, porque si no va a haber una especulación de que estuvo relacionado con estas grabaciones'", declaró en esa oportunidad Burgos.

PUB / DIG