Este reciente martes el ex Presidente, Sebastián Piñera, declaró en calidad de testigo ante el fiscal Pablo Gómez por el caso Royalty, situación en la que se ha visto implicado el ex senador y ex ministro de economía de la época, Pablo Longueira, quien recibió una querella interpuesta por la Fundación Ciudadano Inteligente.

Las razones para interponer esta querella es por el delito de cohecho al haber infringido sus deberes como funcionario público y las normas relativas al límite de gasto electoral y financiamiento, según señalaron de la Fundación.

Luego de interponer la querella ante el 8º Juzgado de Garantía de Santiago, el subdirector de la Fundación Ciudadano Inteligente, Rodrigo Echecopar, señaló que se quiere evitar un grave riesgo para la democracia.

“Esto es un grave riesgo a la democracia de un país porque al final los intereses sobre los que se están tomando decisiones afectan a toda la sociedad y parten de intereses corporativos de privados que están doblando la mano a la voluntad popular y afectando la democracia”, comentó Echecopar.

Desde la institución comentaron que el objetivo de la querella ante  el ex ministro del gobierno de Piñera, además que él pueda cumplir las penas justas para el delito, los ciudadanos entiendan que se puede fortalecer la democracia y lo que está sucediendo con el financiamiento.

“Queremos fortalecer la democracia en todo latinoamérica, y además de tener juicios justos y severos en el caso que involucra al ex ministro Longueira, buscamos lograr que la ciudadanía entienda lo que está sucediendo detrás porque el tema de financiamiento no tiene que ver con que le llegaron algunos millones a un ministro, el tema es que las instituciones no están representando a la ciudadanía”, agregó el subdirector de la Fundación Ciudadano Inteligente.