Los padres de León Smith, el menor de 4 años que falleció sin recibir el trasplante de corazón que esperó durante meses, presentaron un reclamo en contra del Hospital Clínico de la Universidad Católica acusándolos de infringir la Ley de Urgencia.

Según consigna Radio Bio Bío, argumentan que la condición de gravedad en el estado de salud del pequeño es motivo suficiente para que las atenciones que recibió el paciente sean consideradas un derecho, pidiendo que la Isapre asuma los costos económicos.

"Nunca se nos había ofrecido la Ley de Urgencia que era lo que correspondía en la hospitalización de León con los dos paros cardíacos (...) pero también es la que había tenido en el mes de octubre que también ingresó con una descompensación cardíaca con urgencia y nunca se nos ofreció la Ley de Urgencia", afirmó su padre Juan Guillermo Smith.

Ante esto, presentó un reclamo ante la Superintendencia de Salud denunciando como una omisión de la Ley de Urgencia la actuación del recinto, con lo cual le hubiera evitado el pago del 40% del corazón artificial que le colocaron a León a la espera del trasplante.

Cabe mencionar que de determinarse que existió una infracción, el hospital tendría una multa que va entre las 250 y 350 UTM ($ 11.250.00 a $ 15.750.00).

PUB/CM