El empresario Leonardo Farkas descartó este lunes que evalúe una candidatura presidencial, criticando duramente a la clase política chilena.

En entrevista con Revista Caras, el hombre de negocios recordó que "una vez dije que cuando esté aburrido, a los 60 años quizás, en una de esas (...) pero ahora sería arruinar mi vida, porque cómo vas a entrar de presidente si el 60, 70 u 80 por ciento de los políticos, según he escuchado, están metidos en escándalos, coimas, colusiones".

"Yo no podría ser Presidente si veo que todos roban y hay estos escándalos. No podría y por eso es que no sirvo para presidente. En mis negocios, cuando estaba en la empresa todo iba muy bien y hubo siempre una buena relación con los trabajadores, pero si alguien robaba, se iba de una vez y sin vuelta, así de claro y definitivo", remarcó.

De igual manera, enfatizó que "los chilenos quieren un cambio real, un líder que no provenga de la política tradicional y que realice lo que todo Chile pide a gritos hace mucho: Fin de la corrupción, del nepotismo, de las colusiones político-empresariales y que se retome la senda del desarrollo con oportunidades reales para todos, no para los mismos de siempre".

"Muchos chilenos creen que esa aspiración la encarna mi nombre, lo cual me enorgullece y agradezco, pero jamás me ha gustado la política", precisó.

Sobre el estado en que se encuentra el mundo político, Farkas argumentó que "no puede estar peor, las encuestas más prestigiosas dicen que la gran mayoría no votará. Mi compromiso es como filántropo y seguir haciendo el bien".

Por último, el empresario aseguró que cuando su nombre figura como opción de llegar a La Moneda, esta situación hace que "hayan muchos que se ponen nerviosos conmigo, ya que justo cada cuatro años me llegan demandas, amenazas y una serie de personajes buscan desperfilarme. Tengo claro que la vieja política funciona así, si no ganas por las buenas tratas de ganar por las malas".

PUB/CM