Esta mañana el empresario Leonardo Farkas acudió al Te Deum Evangélico. Tras la ceremonia, el millonario junto con valorar las palabras mencionadas por los obispos en la Catedral Evangélica, aprovechó la oportunidad para reiterar que no tiene pretensiones en asumir una futura candidatura presidencial.

"No me interesa ser Presidente, no me interesa la política", dijo.

Luego, tras explicar que su asistencia al Te Deum está relacionada con su colaboración permanente con la comunidad evangélica, destacó que " no sólo trabajo duro, sino que hay que orar y pedirle a Dios".

También aseguró, en torno a su fortuna, que "el dinero que yo tengo no es mío, es de Dios y yo sólo soy un administrador".