El juez del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, Juan Carlos Valdés, decidió levantar la orden de arresto que afectaba al diputado Independiente Gaspar Rivas, por no llegar a la audiencia de conciliación tras la querella por injurias graves con publicidad que el empresario Andrónico Luksic presentó en su contra. 

El mismo magistrado determinó la detención del parlamentario luego que este no llegara a la audiencia en cuestión, a la que había sido citado con prudencial anterioridad. 

En su descargo, y luego de haberle solicitado directamente al juez que le atendiera, Gaspar Rivas señaló que un gran atochamiento a la entrada de la capital le había impedido llegar a tiempo a la cita. 

El juez consideró el argumento como válido y levantó la orden de arresto, pero según trascendió, en ningún momento el parlamentario manifestó intención de desdecirse de sus dichos o de disculparse ante el empresario, conciliación que se pretendía buscar en la audiencia a la que no llegó. 

De tal modo, el tribunal deberá fijar fecha para una nueva audiencia, con la que seguirá adelante el proceso de la querella, basada en que Gaspar Rivas llamó “delincuente” e “hijo de puta” al empresario, durante una sesión de la Cámara de Diputados. 

PUB/CM