Desde el pasado 4 diciembre rige en el país la llamada Ley Ricarte Soto, que crea un sistema de protección financiera para tratamientos de alto costo y que en esta primera etapa incluye a 11 enfermedades. 

A tres meses de la vigencia de esta norma, el Ministerio de Salud, destaca que ya existen “un poco más de mil pacientes ya registrados dentro de la ley y nuestro universo es de 4.400 aproximadamente”. 

La subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, destacó -según reproduce este sábado El Mercurio- que “un grupo importante de ellos ya estaba recibiendo financiamiento a través de distintos programas ministeriales, pero lo recibía de manera incierta. Ahora, ellos lo tienen con certeza y eso asegura la seguridad del tratamiento.

Según los beneficiarios la cifra que actualmente recibe los beneficios “muestra que el inicio ha sido lento”.

Así lo advierte la vocera de la Alianza de Pacientes, Cecilia Rodriguez, quien agrega que “nosotros sabíamos que esto no iba a operar completamente desde el comienza, pero creemos que esto se tiene que agilizar”. 

Cabe mencionar que de acuerdo con la información disponible en la web del Minsal, actualmente hay 37 hospitales y clínicas aprobados en el país para atender a los pacientes incluidos en la Ley Ricarte Soto. 

PUB/NL