Libre, pero con la medida cautelar de firma mensual meintras dure la investigación del hecho, quedó Samuel Antillanca, el individuo que fue formalizado por amenazas en redes sociales en contra carabineros y sus familias, por la situación que viven las comunidades mapuche en La Araucanía.

"Lo que manifestó el tribunal fue que respecto de las amenazas no estimaba que estuvieran configuradas, por el hecho que no fueran nominativas a un funcionario policial determinado", señaló el fiscal Luis Torres, respecto de la determinación adoptada por el Juzgado de Garantía de Loncoche, luego que el Gobierno se querellara por ley de Seguridad del Estado.

El representante del Ministerio Público agregó que el tribunal "no hizo ningún pronunciamiento respecto de las expresiones recogidas del teléfono celular del imputado, en las cuales se dice que 'la única iglesia que brilla es la iglesia que arde', eso en un contexto en que en los últimos días hemos tenido cinco iglesias incendiadas en la región".

"Claramente es un llamado a alterar el orden público, que está contemplado en la Ley de Seguridad de Interior del Estado, por eso vamos a revisar la resolución para determinar si vamos a apelar", enfatizó

Y mientras que el imputado Antillanca volvió a su vivienda, ubicada en el sector rural de la comuna de Loncoche, la Fiscalía se dio un plazo de cuatro meses para el cierre de la investigación.

PUB/CM