Guillermo Teillier argumentó que Braulio Jatar "ya había tenido problemas antes" con la justicia chavista. La Cancillería ha insistido en que mantendrá gestiones destinadas a que se garanticen los derechos del ciudadano chileno-venezolano.

Al tiempo que el Gobierno insiste en exigir que se respeten todas las garantías en favor del ciudadano chileno-venezolano Braulio Jatar, detenido en Venezuela luego de revelar un video en el que manifestantes abordaban al presidente de ese país, Nicolás Maduro, el timonel del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, coincidió con los argumentos esgrimidos por las autoridades chavistas para justificar el arresto.

Al mismo tiempo, el dirigente oficialista llamó al Ejecutivo a "informarse bien" antes de decidir si plantea una condena contra su similar venezolano.

"Creo que en ese caso sería una condena poco informada. Ese señor (Jatar) no es periodista, sino un abogado empresario quien, al parecer, no es primera vez que tiene problemas con la justicia", aseveró el líder comunista.

"No me opongo a que se manifieste preocupación por la suerte de un connacional y por sus derechos, cualquiera sea su relación con la justicia, pero de ahí a condenar al gobierno de Venezuela me parece algo arbitrario e injerencista", añadió, utilizando el mismo apelativo empleado por la Cancillería chavista para rechazar la posición chilena.

"Chile ya tuvo una mala experiencia cuando se dio el golpe contra el presidente (Hugo) Chávez y no sería bueno repetirla", agregó Teillier, refiriéndose al episodio en el que la embajada chilena en Caracas reconoció brevemente como gobierno al grupo que encabezó una asonada fallida en 2002 contra el hoy fallecido mandatario.

Jatar fue acusado por autoridades chavistas de supuestos delitos relacionados con la tenencia de divisas. Según sus familiares, el profesional continuaba ayer bajo aislamiento en el penal 26 de Julio, situado en Guárico.