La machi Francisca Linconao, quien está presuntamente implicada junto a otros 10 comuneros mapuches en el incendio por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay, aseguró que el fallecido Werner Luchsinger la acompañó cuando se recibió como machi.

“Don Werner Luchsinger me acompañó cuando me recibí como machi. Yo tenía 16 años y cuando paré mi rehue él estuvo conmigo acá, fue invitado y vino con toda su gente. Y años después también vino a mi ceremonia de ngeikurewen (renovación del rehue). Eramos cercanos”, señaló Linconao en entrevista a La Tercera.

La machi también lamentó las acusaciones de Jorge Andés Luchsinger, hijo de Werner y Vivian Mackay, quienes fallecieron en el ataque incendiario en enero del año 2013, en la localidad de Vilcún, en La Araucanía.

“Es doloroso lo que dice Jorge Andrés, culpando sin motivo. Aquí en esta casa hay puras mujeres, yo vivo con mi hermana y una sobrina que crie desde guagüita. ¡Cómo pueden pensar que yo voy a andar así, matando gente!”, expresó Linconao.

“Yo soy machi, mi trabajo es sanar gente, él lo sabe, yo atiendo en mi casa a todo tipo de gente, no hago discriminación, atiendo mapuche, winka, de todo. Dios eligió a las machi para sanar, no para matar. Aquí llega gente de todas partes, hasta de Santiago. Yo invitaría a Jorge Andrés a que conversemos. Yo sentí mucho dolor cuando mataron a sus padres”, agregó.

Consultada por si existe alguna reclamación de tierras de ella o de su comunidad sobre el fundo de los Luchsinger-Mackay, la machi dijo que “ninguna. Nosotros nunca tuvimos conflicto con ellos. La reclamación que tenemos es del cerro de aquí, pero los Taladriz se han negado a negociar con Conadi”.

“Yo no conozco esa tierra de los Luchsinger, nunca he estado allí, no conocía la casa, tampoco sé llegar, eso queda lejos de acá, no es cerca”, enfatizó la imputada en el caso.

Por otro lado, la machi Linconao aseguró que apoya la causa mapuche “pero no la violencia, no apoyo la muerte. Lo que pasa es que el chileno no entiende ni quiere entender. Tampoco las autoridades, aunque uno les converse. Yo he llegado hasta La Moneda, allí me recibió la ministra Fernanda Villegas, tuvimos una conversación”.

“Yo creo que a los mapuches nos miran todavía de mala forma, hacia abajo. Fíjese lo que dijo el intendente, que no existía el pueblo mapuche. ¿Cómo va ser eso posible? ¡Si no existiera el mapuche, yo no sería machi!”, expresó.

El pasado 27 de mayo el Juzgado de Garantía de Temuco modificó la medida cautelar de prisión preventiva de la machi Linconao y, en cambio, decretó sólo su arresto domiciliario total, arraigo nacional y prohibición de acercarse a los co-imputados, durante el plazo que dure la investigación.

Pese a esto, durante la jornada de este viernes la Corte de Apelaciones de Temuco revocó esa medida y se ordenó nuevamente la prisión preventiva de Linconao.

PUB/CM