Reacciones desde las dos veredas del escenario político nacional tuvieron los contenidos de la carta de cinco páginas que le envió a la Presidenta Michelle Bachelet el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmesth, que esta jornada publicó el diario El Mercurio. 

En la carta el titular del máximo tribunal del país reclama una suerte de “postergación” por parte de La Moneda hacia el Poder Judicial. 

“Lamentamos la desatención hacia un poder del Estado que en sus políticas de gestión y ejecución no genera problemas para el Ejecutivo; por el contrario, se hacen esfuerzos para asumir la tarea con responsabilidad, desarrollando los proyectos en la mayor medida que nos es posible, controlando su eficiencia y eficacia, pero al mismo tiempo la ética y probidad”, señala la carta en una de sus partes. 

Ante esto, el senador RN Alberto Espina fue más allá y acusó al Gobierno de haber abandonado al Poder Judiical , y el senador PS Alfonso de Urresti indicó que se ha trabajado para avanzar en temas importantes para el sector, considerando que el reclamo de Dolmesth no tendría mucho de cierto. 

“Yo le encuentro toda la razón del mundo. La carta de Hugop Dolmesth representa el abandono con que el Gobierno tiene, no solo al Poder Judicial, sino al cese de funciones en que se encuentra el Gobierno. En materia judicial no se ha avanzado absolutamente en nada en los procesos de modernización. Creo que disminuirle el sueldo a los jueces es un profundo error, y lo que más me importa es que siento que hay un abandono del Gobierno a todo lo que es el área de la seguridad”, dijo Espina. 

Por su parte, De Urresti dijo no entender cuál es el motivo de la carta “o cuáles son los propósitos de reclamo. Se ha trabajado permanentemente en mejoras desde el punto de vista de tramitación, de celeridad, de resguardo de derechos y mejoramiento del sistema judicial en general”. 

“Lo que si, yo compartiría que está pendiente la gran reforma al Código Procesal Civil y al Código Penal”. 

Y el diputado RN Gonzalo Fuenzalida, coincidió con la visión que tiene De Urresti, pero poniendo más ´énfasis en el asunto del estancamiento de los sueldos. 

“Yo creo que no hay tal desatención, en el sentido que hoy día el Poder Judicial tiene recursos, tiene capacidades, y respecto de los sueldos, la Ley pareja no es dura. Si todos los sueldos de la administración pública, incluidos los del Poder Judicial, se ven afectados por un congelamiento… A los altos sueldos, nos estamos refiriendo, que en un proyecto original está de los ocho millones hacia arriba, tiene que estar en esa lógica también el Poder Judicial”, precisó Fuenzalida. 

PUB/IS