El hecho movilizó rápidamente a las policías y alertó a los medios. Pasadas las 23:00 horas del jueves, en una plaza de la comuna de Peñaflor una mujer era víctima de un ataque que hasta el momento no deja detenidos.

Preliminarmente, fueron siete los disparos que recibió en distintas partes de su cuerpo Johana Macarena Torres Ahumada, de 30 años, quien se encontraba en el lugar junto a su hermano, identificado solo como Luis, cuando un vehículo particular arribó al lugar.

De acuerdo a la información inicial entregada por la policía uniformada, se trataría de una camioneta de color blanco desde la cual descendieron tres personas -aunque también se habló de cuatro-, dos hombres y una mujer.

En ese instante, y desde sus ropas, uno de ellos sacó un arma de fuego y percutó los fatales tiros, que habrían tenido como destino las extremidades y la zona abdominal.

Consumado el ataque, los sujetos escaparon con rumbo desconocido, mientras la mujer esparaba el arribo de la ambulancia que posteriormente la llevó hasta el Hospital de Peñaflor, aunque la gravedad de las heridas le causó la muerte.

La víctima, que se encontraba en una plaza llamada El Bosque, no posee antecedentes penales, lo que abre una serie de preguntas a la investigación que lleva adelante la Dirección de Investigación Criminal de Carabineros, a través del OS9 y Labocar.

Hasta el sitio del suceso también llegó un equipo de la Brigada de Homicidios de la PDI, aunque el fiscal Leonardo Tapia determinó que la policía uniformada llevara las pericias.