Para los ailurofilos, esto va a llegar como una noticia algo triste: los dueños de perros son personas más felices, más conscientes y menos neuróticos que los dueños de gatos. En un estudio titulado, “¿Es la felicidad un perrito caliente? Examinando la relación entre las mascotas y bienestar”, los científicos investigaron la relación entre la tenencia de mascotas y el bienestar subjetivo. Investigadores de la Universidad de Manhattanville, Nueva York, descubrieron que los dueños de mascotas y los no propietarios no difirieron significativamente en términos de felicidad, emociones positivas, emociones negativas o grandes rasgos de personalidad; Sin embargo, los dueños de perros puntuaron más alto que los dueños de gatos de todas las medidas de bienestar. La coautora del estudio Katherine Jacobs Bao, dice: “Los dueños de perros eran más extravertidos, agradables, y menos neuróticos que los dueños de gatos”.

¿Por qué decidiste embarcarte en este estudio?

-Soy una investigadora de la felicidad y dueña de una mascota, y estaba interesada en la investigación científica de cómo los animales se relacionan con la felicidad. Supuse que habría una gran cantidad de investigación sobre este tema, pero me pareció que había muy pocos estudios y ninguno de ellos se había basado en múltiples aspectos de bienestar, por lo que decidí realizar mi propio estudio.

¿Cómo lo hiciste?

-Yo quería comparar la felicidad de los dueños de mascotas a los no dueños de mascotas, así que recluté a participantes estadounidenses de Amazon Mechanical Turk y les pedí que completaran un cuestionario en línea evaluando su felicidad y personalidad. En general, no había muchas diferencias entre los que eran dueños de mascotas y aquellos que no lo eran. Donde me encontré con diferencias, sin embargo, fue entre los propietarios de perros y gatos.

¿Qué es exactamente lo que descubriste?

–Me encontré con que los dueños de perros tenían un mayor bienestar que los dueños de gatos (es decir, una mayor felicidad, satisfacción con la vida, emociones más positivas y menos emociones negativas), y encontré diferencias de personalidad entre los propietarios de perros y gatos. Los dueños de perros eran más extravertidos, concienzudos, agradables, y menos neuróticos que los dueños de gatos.

¿Qué muestra el resto del análisis?

-Un análisis más detallado ha demostrado que una mayor felicidad de los dueños de perros podría explicarse en parte por su personalidad y cómo regulan sus emociones. Es importante recordar que este estudio fue correlacional, por lo que no se puede concluir que los perros hacen más felices a la gente. Puede ser que las personas más felices deciden adoptar perros.

¿Tienes intención de continuar con tu investigación?

-Estoy llevando a cabo un estudio longitudinal siguiendo los dueños de mascotas sobre el primer año de la tenencia de mascotas para tratar de desentrañar algunos de estos efectos. Estoy esperando en última instancia, aislar algunos de los factores que contribuyen a nuestra felicidad y satisfacción, de modo que podamos mantener propietarios felices con sus mascotas y reducir el número de animales que regresan a los refugios.