Luego de la aprobación del proyecto de despenalización del aborto en tres causales en la Comisión Salud del Senado, se abrió el debate respecto a las siguientes etapas de la tramitación y  de los tiempos que considera cada etapa. Recordemos que a comienzos de septiembre la ministra del SERNAM, Claudia Pascual, aseguró en conversación con T13 Radio,  que tenían "una prioridad como gobierno" de cuáles eran los proyectos que querían sacar en este período legislativo "o sea hasta el 31 de enero, y dentro de esos está el de despenalización del aborto”, agregó.

"En el estado actual del proyecto, sería imposible sacarlo dentro del plazo señalado, a menos de que se le otorgue urgencia." Según el abogado y profesor de la Universidad Internacional SEK, Julio Álvarez, la Presidenta debe ser muy cuidadosa con este punto, "ya que varios parlamentarios han sacado el tema de la urgencia a la luz durante la última semana, como el senador Girardi y el senador Araya. También ha estado presente su promesa de tener el proyecto para enero del 2017", señaló el académico.

Plazos y presupuesto

La ley de despenalización del aborto, luego de pasar por la Comisión Constitución, deberá pasar por Comisión Hacienda, debido a que el programa de acompañamiento, incluido en el proyecto de ley, considera presupuesto fiscal. Esto repercute directamente en la posibilidad de que el proyecto entre en funcionamiento.

El abogado Álvarez, en conversación con Publimetro nos explica que la única posibilidad de que el proyecto entre en funcionamiento en enero del 2017 es que la Presidenta le otorgue al menos "suma urgencia". "Las urgencias que se le otorgan a los proyectos pueden ser tres: simple urgencia (plazo de  30 días), suma urgencia (plazo de 10 días) y discusión inmediata (3 días)", detalla Álvarez. Según el académico, si la Presidenta le otorgase "suma urgencia" el proyecto alcanzaría a ser considerado en la "Ley de presupuesto" que debe ser presentada por el Ministerio de Hacienda a fines de septiembre. Esto significa que antes de esa fecha, el proyecto debería estar promulgado. 

Si el proyecto no es considerado dentro de la ley de presupuesto, deberá esperar hasta el 2018 para que se le otorgue el presupuesto fiscal que requiere el programa de acompañamiento. El plazo máximo para que la "suma urgencia" le permita a este proyecto estar dentro de las consideraciones del presupuesto 2017, sería este viernes 16, según el experto.

Sin embargo, a pesar de que se le otorgue urgencia, el proyecto podría pasar por más instancias que retrasarían su entrada en vigencia o que podrían desecharlo. "Es muy probable que algunos sectores desde RN y la Udi hagan un requerimiento para declarar este proyecto inconstitucional, en virtud del el artículo 19, número uno de la Constitución, que defiende el derecho a la vida del que esta por nacer y lo lleven al Tribunal Constitucional (TC)", enfatiza Álvarez. En caso de que el TC lo declare inconstitucional, y esté otorgado el presupuesto, éste se redistribuirá dentro de la cartera de salud. 

"La gran pregunta ante ese escenario, sería cuándo podría empezar a regir la ley, ya que la discusión en el TC podría demorar, y en ese caso difícilmente la Presidenta podría cumplir el plazo para que el proyecto esté en funcionamiento en enero de 2017, como prometió", agrega el académico.