Casi medio millón de chilenos no podrán votar en el próximo domingo 23 de octubre en la comuna que les corresponde, esto debido a problemas de “ajustes informáticos”, según señaló el Registro Civil, quienes afirmaron que hay una investigación en curso para determinar eventuales responsabilidades administrativas.

Respecto a esta situación, el director del Registro Civil, Luis Acevedo, salió al paso de las críticas y aseguró que están enfocados en "mejorar el flujo de información", pero también reconoció que esto ya había ocurrido antes. "Es una situación que ocurrió en 2013 y que nosotros hemos relevado a contar de este año para los efectos de ir resolviendo las materias pendientes y las mejoras que se presentaban para gestionar de manera más adecuada la remisión de la información al Servel", explicó.

Otros casos

El año 2013, una vez realizado el cambio de inscripción automática y voto voluntario, aparecieron cerca de 600 mil inscritas en el padrón electoral, pese a encontrarse muertas. En aquella ocasión, el Servicio Electoral explicó que el error derivaba del sistema de inscripción automática y voto voluntario, por el cual todas las personas pasaron a formar parte del padrón electoral sin tener que manifestar su voluntad de participar en las elecciones, lo cual también daba prueba de su vida. En aquella ocasión, no habría ocurrido un cruce pertinente entre el Registro Civil y el Servel, precisamente para depurar dicha información.

Errores de confección

Cuando se realizó el cambio de sistema del Registro Civil, varios medios publicaron denuncias como: el caso de una ciudadana venezolana que casi recibe su cédula de identidad con la foto de un hombre, un joven peruano al que iban a entregar un carné sin fecha de nacimiento (la que había sido reemplazada por un simple “xx xxx xxxx”), una madre a la que le entregaron las cédulas de sus hijos con las firmas al revés, denuncias de que se habrían emitido varios documentos de identificación de distintas personas con la misma huella digital, informes que circulaban al interior del Registro Civil con reportes de otro tipo de falencias similares, etc.

En aquella época, año 2013, el Registro Civil atravesaba por un paro, el cuál fue motivado por varias razones, entre ellas un fallo con su nuevo sistema informático. En aquella oportunidad, la presidenta de la Asociación de Funcionarios del Registro Civil e Identificación (Anercich), Nelly Díaz, declaró que “durante el paro, dijimos que había problemas”. También Claudia Gallardo, en ese entonces directora transitoria y provisoria del Registro Civil, dijo que “se detectaron estos errores en el proceso de la fabricación y le exigimos a la empresa que se corrijan”, añadiendo que realizarían un levantamiento de información, pero que “siempre es probable que haya errores”.

Otros casos curiosos

Pero los errores del Registro Civil, no sólo se han relacionado con problemas de cruces informativos. En 2005, una mujer fue a renovar su cédula de identidad y la ingresaron con un error. En vez de digitar “Olivia”, digitaron “Olvia”. Algo que puede parecer sencillo o “sólo una letra”, le ocasionó serios problemas para realizar trámites y papeleos cotidianos, como trámites bancarios. No fue sino hasta el año 2013 (tras 8 años) que su problema fue solucionado, esto 8 meses después de que contó su historia en radio Bio Bio y de llevar a cabo una denuncia.

En 2014, se hizo público el caso de un extranjero, que tras obtener su nacionalidad chilena renovó su pasaporte, también con un error. Como ciudad natal aparece “Budapest, Austria”, siendo que dicha ciudad es la capital de Hungría. Según el afectado, muchas de las veces que se acercó a reclamar al Registro Civil, los funcionarios le dijeron que “era lo mismo”, a lo que él respondía “¿Cómo va a ser lo mismo? Es como si pusieran: Santiago, Perú”.  Cabe destacar que el afectado llevaba reclamando 9 años, cuando se conoció el caso.

Mujer sin identidad

Marion Cisternas, chilena, oriunda de Coyahique, se habría casado con un alemán, yéndose a vivir a ese país. La relación no funcionó y decidió volver a Chile. La única gran diferencia es que regresaba con la nacionalidad alemana, la que habría adoptado para acceder a los beneficios que otorga ese país.

Los problemas comenzaron cuando se dirigió en el año 2013 a obtener su documento de identidad, en este caso la cédula de identidad para extranjeros con validéz de un año. Le correspondía una cédula de extranjero con el nombre "Marión Gedatchko Cisternas", sin embargo le dijeron que lo que le correspondía era retomar su nombre y rut de soltera: Marión Cisternas Téllez.  Al año siguiente, no pudo prolongar su permiso de residencia en el país: el nombre de su visa no coincidía con el nombre registrado en su carnet. Estaba como ilegal debido al error cometido por el Registro Civil, y durante el proceso para esclarecer la situación quedó sin cédula de identidad y no pudo seguir trabajando. Además se encontraba embarazada, por lo que tampoco pudo seguir atendiéndose en el sistema de salud. En el proceso se quedó sin una identidad y rut definido, y con errores en su certificado de nacimiento y el de su hija. Más adelante, la mujer descubriría que la persona que la atendió en el Registro Civil, se desempeñaba como auxiliar de aseo.