El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, materializó el miércoles la entrega de la contramemoria chilena por la demanda marítima presentada por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En abril de 2013 Bolivia oficializó su intención de pelear judicialmente en el escenario internacional una salida soberana al mar, y en 2014 presentó la memoria de su demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde pretende obligar a Chile a negociar.

La contramemoria chilena se entregó varios días antes del plazo establecido por el tribunal internacional, que vencía el próximo 25 de julio.

Al respecto, el agente chileno ante La Haya, José Miguel Insulza detalló cuáles son los pasos a seguir ahora que la respuesta de nuestro país al requerimiento boliviano fue presentado.

"En primer lugar, el secretario de la Corte entrega en las próximas horas a la gente de Bolivia el documento", dijo Insulza en entrevista con CNN.

Una vez que la delegación boliviana revise el documento, el Presidente de la Corte citara a las partes y preguntará al demandante si quiere hacer una réplica. En caso de que ello suceda, Chile tiene la posibilidad de presentar una dúpliuca.

"La extensión del juicio dependerá de si hay réplica y cuando tiempo se nos va a dar para responde la corte.Si no hay réplica vienen los alegatos de inmediato", aclaró el agente chileno.

Por su parte, el canciller Heraldo Muñoz afirmóque Canciller detalló que "hicimos entrega formalmente acompañado del agente y los dos coagentes, al secretario de la Corte, una contramemoria que creemos es sólida y que tiene los fundamentos históricos y jurídicos  para demostrar que no hay una obligación de negociar nada con Bolivia y eso está en las páginas de la contramemnoria y la hemos entregado con gran confianza de lo que viene por delante".

El secretario de Estado manifestó además que en cien años Bolivia nunca expresó una supuesta obligación de negociar "y esa es una de las cosas que estamos señalando".

"Ccreemos que esta es una contramemoria sólida que tiene los argumentos de Chile y que debiera a demostrarle a la Corte que no tenemos ninguna obligación de negociar", dijo. 

Finalmente, Muñoz reiteró que con esta demanda "no está en juego ni la soberanía territorial ni marítima de nuestro país".
 

PUB/NL